HIELO ESPAÑOL TODA LA ACTUALIDAD DEL PATINAJE ARTÍSTICO SOBRE HIELO EN ESPAÑA
Home » NOTICIAS » Un error de cálculo impide a Fernández colgarse una medalla olímpica

NOTICIAS

Un error de cálculo impide a Fernández colgarse una medalla olímpica

Un error de cálculo impide a Fernández colgarse una medalla olímpica - HIELO ESPAÑOL

El madrileño finaliza cuarto en la final masculina de los juegos de Sochi tras invalidarle el último elemento de su programa

 

Sochi, 14 de febrero de 2014 - No ha podido ser. El doble campeón europeo y bronce mundial, Javier Fernández ha terminado en cuarta posición de la competición masculina de los juegos olímpicos de Sochi 2014 a, tan sólo, 1.18 puntos de la medalla. Apenas un suspiro.

A pesar de realizar un buen programa libre con dos saltos cuádruples diferentes, un error de cálculo produjo que el último elemento, el triple salchow, fuera invalidado y por tanto no sumara los puntos que, a la postre, le hubieran subido al podio. Su puntuación final fue de 253.92 puntos.

Tras un gran entrenamiento por la mañana y calentamiento previo, Javier saltaba al hielo del “Iceberg Palace” en primer lugar del grupo de seis aspirantes a medalla. Comenzaba espectacularmente con dos cuádruples monstruosos: cuádruple toe (GOE +2.14) y combinación cuádruple salchow + doble toe (GOE +2.29). En el triple axel el peso se iba un poco fuera del círculo y se sobregiraba ligeramente (GOE -0.71). Tras una pirueta baja cambiada nivel 4 (GOE +0.86) y serie de pasos nivel 3 (GOE +1), en la segunda mitad del programa, buscaba el segundo cuádruple salchow, que dejaba en triple. Aunque el elemento era muy limpio (GOE 1.20) aquí empezaba el problema. Parecía que este fallo le influía en la combinación formada por triple lutz + doble toe, que se veía reducido a doble + doble (GOE 0). Instantes después aterrizaba el triple bucle con entrada de águila exterior atrás (GOE +0.80). Consciente de que ya había realizado un triple salchow, hacia doble intencionado en el segundo salto de la secuencia formada por triple flip + medio bucle + doble salchow (GOE +0.40). Para el final dejó la pirueta saltada en combinación de posiciones nivel 4  (GOE +0.14), la secuencia coreográfica (GOE +1.50), la pirueta combinada nivel 4 (GOE +0.50) y un segundo triple salchow, que era invalidado.

Al no contabilizarle uno de los trece elementos, la nota técnica fue más baja de lo esperado: 77.80, pero lo compensaba con una valoración de componentes importante, 89.14. Obtenía 166.94, que le colocaban quinto del largo y cuarto en la clasificación final. Una verdadera lástima.

 

Explicación técnica de la anulación del elemento

Como dicta el código, al ejecutar dos saltos iguales, en este caso dos triple salchows, para que cuenten ambos, uno de ellos debe ser combinado. Al no serlo, el elemento se valora como +SEQ y, al aparecer, como cuarta combinación (sólo se pueden hacer tres) queda invalidado y por tanto no suma los puntos, que le hubieran llevado al bronce ¿Qué debía haber cambiado para no perder esos valiosos puntos?  Una opción (había muchas más) hubiera sido dejar el doble lutz sin combinar y, el doble toe, adherirlo al triple salchow. Otra, haber cambiado el salchow final por un salto diferente que no hubiera repetido como el doble axel o el triple toe. Una tercera, hacer un doble salchow, pero esto es muy fácil decirlo desde la barrera. No fueron nervios, ni la presión, si no un simple error humano que le puede pasar a cualquiera. Otra vez será.

 

Lío en zona mixta

Nada más terminar su programa, el propio Javier Fernández no sabía lo que había pasado. “Tenemos que revisar las puntuaciones porque han sido muy bajas”, decía ante la decena de periodistas españoles presentes. Cuando desde este medio, le explicábamos la anulación del salchow, su cara se tornaba dubitativa. “Voy a hablar con alguien para que me lo explique porque no lo entiendo”. Instantes después volvía con la respuesta que os hemos explicado.

“Da rabia porque me he quedado a un paso y, más, porque ha sido por una tontería así, por un error de cálculo”. El doble campeón europeo encajó este duro revés con entereza y deportividad. “No es la decepción más grande de mi carrera, me lo tomo como una lección que todavía tengo que aprender.  Unas veces el deporte te da muchas alegrías y, otras como en este caso, te pide que entrenes más. Todavía soy joven y puedo intentar la medalla olímpica en Pyeongchang 2018, en los que se serían mis terceros juegos”, añadía. “Ahora lo que tengo que hacer es seguir trabajando para pulir los fallos pues mi siguiente reto será intentar volver a  subir al podio en el campeonato del mundo que se celebrará, el próximo mes de marzo, en la localidad nipona de Saitama”, concluía.

 

Nadie mereció ser campeón

Tras una final plagada de fallos en la que nadie mereció ser campeón, el oro fue para el japonés Yuzuru Hanyu, con 280.09 puntos que, con tan sólo 19 años, se corona como nuevo campeón olímpico a pesar de sufrir hasta dos caídas, que compensaba con otros elementos de gran dificultad. La plata se la colgaba un irregular Patrick Chan (Canadá) con 275.62, mientras que el bronce era propiedad del kazajo Denis Ten, que aprovechando los errores de gran parte de los favoritos, remontaba desde la novena posición tras el corto para acabar tercero con 255.10, dando la primera medalla en patinaje en la historia olímpica de su país.

Clasificación final

 

Foto: Javier Fernández durante su programa largo. Imagen realizada por Alberto Montenegro.

13/10/2018 comentarios (4)