HIELO ESPAÑOL TODA LA ACTUALIDAD DEL PATINAJE ARTÍSTICO EN ESPAÑA
Home » ENTREVISTAS » “Todavía no sé si podré optar al Campeonato de Europa”

ENTREVISTAS

“Todavía no sé si podré optar al Campeonato de Europa”

“Todavía no sé si podré optar al Campeonato de Europa” - HIELO ESPAÑOL

Entrevista a Marta García

 

Madrid, 10 de octubre de 2013 – Problemas físicos, autofinanciación de las competiciones, viajes tortuosos, entrenadores despedidos y cambios de residencia son algunas de las circunstancias con las que Marta García tuvo que lidiar la temporada pasada. Pasional y talentosa, esta trotamundos del patinaje nunca lo ha tenido fácil en su carrera deportiva, por lo que se ha hecho merecedora del cariño de propios y extraños. A las puertas de su debut en la categoría sénior, Hielo Español charla con la Campeona de España Júnior, que nos cuenta lo que espera le depare la próxima temporada que, de momento, se inicia con una incógnita.

 

P. El año pasado tuviste una temporada “movidita” que comenzó con el abandono por enfermedad en el Grand Prix Júnior de Courchevel (Francia), en la que era tu única competición internacional asignada ¿Cómo fue arrancar con ese revés?

R. La pasada creo que fue mi mejor temporada. Al principio, mi objetivo era lograr la mínima técnica del mundial júnior para el corto, pues la del largo ya la tenía de la Copa de la Haya (Países Bajos). Había entrenado mucho en el hielo y con mi psicólogo, Carlos Luz. Nada más llegar a Barcelona, donde nos quedamos una noche antes de volar a Courchevel, me puse enferma (virus estomacal) y con fiebre. Mi madre me preguntó si estaba segura de ir y, como esperaba ponerme mejor, le contesté que sí. Mi entrenador, Igor Sinyutin, me decía que no tenía más oportunidades, que lo tenía que hacer. Fui a un entrenamiento antes del corto, pero no pude dar ni dos vueltas sin marearme, no tenía fuerzas. Al final me pasé toda la semana en la cama viendo competir a los demás.

 

P. Al no lograr los puntos en vuestra competición asignada, tuvisteis que costearos otra: la Copa de Niza a la que llegasteis por los pelos ¿Cómo fue aquella odisea?

R. Regresamos a Jaca y, cuando me recuperé físicamente, seguimos trabajando como si nada. Teníamos que costearnos una competición para lograr los puntos, pues la federación española sólo pagaba una y ya la habíamos utilizado. Buscábamos una prueba que saliera económica y optamos por la Copa de Niza (Francia). El día que teníamos que viajar hubo huelga de controladores aéreos y no pudimos volar. No encontrábamos otras formas de llegar y se me vino el mundo encima. Por una cosa o la otra, los puntos estaban lejos. Probamos una maniobra arriesgada que era volar al día siguiente, que era el día de la competición. Nuestro avión aterrizaba a las 14:00 horas, justo cuando comenzaba el programa corto femenino júnior. Aquella jornada la suerte estuvo de nuestro lado y me tocó salir en el último grupo, tiempo suficiente para llegar con las maletas a la pista, arreglarme y calentar. Al final las cosas salieron, más o menos como teníamos planeado y logré la mínima en un camino nada fácil y lleno de obstáculos. Por fin tenía las marcas para el mundial júnior y, de paso, las del europeo sénior.

 

P. Al ser la única júnior con las mínimas, afrontabas el nacional con una cierta ventaja…

R. Iba con muchas ganas, pues sería mi último Campeonato de España dentro de la categoría júnior. El corto fue como esperaba, me puse primera lo que siempre te da ese “subidón” para el día siguiente. En el libre, salí más nerviosa de lo normal, en el calentamiento no me salían los saltos, incluso me caí en un axel sencillo. A partir de ahí, me puse más nerviosa todavía y empecé a dudar. Cuando entré en el hielo, me dije: es la última oportunidad, puedes hacerlo, otras veces no te ha salido en el calentamiento y lo has hecho en el programa. Al tener algunos fallos pensé que no lo había logrado, pero gané. Necesitaba ese campeonato ya no por ir al mundial júnior, lo necesitaba simplemente por mí.

 

P. Llegas a Milán al mundial júnior y las cosas no funcionan como esperabais, quedas en el puesto 40º y no te clasificas para el corto ¿Cómo fue aquella experiencia?

R. Pues, en general, fue una experiencia muy positiva. Estaba entrenando bien y, aunque de nuevo tuve problemas de salud, pude hacer el programa corto. No sé qué me pasó en el doble axel que, en los entrenamientos, ejecutaba perfectamente. En la competición, me caí y me quedé en shock unos segundos, sin saber en qué parte de la pista estaba. Lo veía todo blanco, pero sólo pensaba en seguir. El programa no fue bueno y la puntuación tampoco, apenas 32 puntos. Pero, la verdad, es que había tanto nivel que, ni haciéndolo totalmente limpio, hubiera pasado a la final.

 

P. Unos meses más tarde, el Aramón prescinde de tu entrenador y decides seguirle al Bipolo ¿Cómo fue tomar esa decisión?

R. Con la marcha de Igor, estuve entrenando en Jaca con Alibel Alegre y, en Viella, con Natalie Pardos y Daniel Peinado. Felipe Montoya comenzó a coreografiar mi nuevo programa largo. Después hice el stage de verano con Igor y, el 1 de septiembre, nos fuimos a Vitoria. Me daba pena dejar el club, pero era lo mejor para poder seguir entrenando con él.

 

P. Ahora resides en Vitoria, hablamos un poco de tu día a día

R. Depende del día pero, generalmente, me levanto a las ocho de la mañana para estar en la pista a las nueve y media. Hago una hora de entrenamiento que, se alarga o acorta, según diga el entrenador. Posteriormente, desayuno en la pista con los chicos del equipo de hockey y me voy al gimnasio. Comemos en la pista y tenemos un segundo entrenamiento. Después me marcho a casa para hacer las tareas domésticas (se ríe) y vuelvo para dar las clases de patinaje a los niños del club o del ayuntamiento. Cuando acabo, subo al restaurante para que me den la cena, que tomo en casa mientras espero a mis compañeros de piso, estoy un rato con ellos y a dormir. Entreno de lunes a viernes, me gustaría hacerlo también los sábados, pero no hay horas de hielo disponibles.

 

P. ¿Cuáles son tus objetivos de cara a la próxima temporada? ¿Quizá ocupar la segunda plaza europea?

R. La nueva temporada está siendo un poco rara con todos los cambios pero, poco a poco, nos estamos poniendo al día. Para el programa corto, mantendré la música del año pasado (Blues for Klook de Eddy Louiss) e incluiré triple bucle + doble toe, triple salchow y doble axel. El largo sí que es nuevo y lleva música de tango (Meditango). La coreografía inicial fue de Felipe e Igor lo terminó y mejoró. En cuanto al contenido técnico, introduciré: triple salchow + doble toe, triple flip, dos triple bucles, dos doble axel y un doble flip. Mi reto es hacer el triple flip en el programa y tener un buen Campeonato de España en categoría sénior. A día de hoy, no sé si podré optar para el Campeonato de Europa pues tengo que actualizar la mínima continental del largo y, de momento, no me han apuntado a ninguna competición internacional. Todavía no sabemos nada de nada.

 

Nota: Tras la realización de esta entrevista nos pusimos en contacto con la Federación Española de Deportes de Hielo (FEDH) para verificar las asignaciones internacionales de Marta García.

 

La respuesta fue, un tanto sorprendente, pues nos indicaron que “desde la federación se está esperando que, como sucediera en año pasado en la Copa de Niza, el equipo de esta patinadora haga una propuesta de salida, cosa que todavía no ha sucedido”. Es decir que la FEDH, en principio, no tiene previsto costear competición internacional alguna para esta deportista pues, como nos argumentaron posteriormente, el informe del Consejo Superior de Deportes (CSD) había salido desfavorable por el resultado en el mundial júnior. “De momento no está convocada a nada, pero entendemos que se estará poniendo en forma y que nos harán una propuesta de competición más adelante; nuestro objetivo es que al europeo vayan dos chicas pero, siempre y cuando, ambas estén en condiciones para hacerlo”, añaden.

 

Siendo triste que la única patinadora que puede optar al segundo puesto para el europeo de Budapest 2014, no tenga cabida en el sistema de competiciones financiadas y que se las tenga que costear de su bolsillo, mucho más lamentable es que, como nos comentaba Marta posteriormente, ella no estaba informada de esta circunstancia.

 

Esperemos que esta situación le resuelva lo antes posible por el bien de nuestro patinaje.